La simplicidad y la respiración

La simplicidad y la respiración – Rosa Ángela

Nos hacemos simples a medida que entramos en el proceso de la simplicidad de Dios.

Puedo experimentar la simplicidad en el momento en que hago conciencia de mi respiración; en ese instante del presente en que me percibo inhalando , el aire, ese aliento de vida en que me abro a recibir y dejo que su recorrido llene mi interior y luego al exhalar puedo abandonar todo control, es como abandonar,, soltarme y descansar, acompañada por el Ma-Ra-na-tha.

Esto es para mí una experiencia sencilla y completa. Durante muchos años fui una fumadora compulsiva, me costó trabajo dejar esta adiccion, estudié filosofía porque estaba convencida que para comprender la realidad y descubrir aquello que llamamos verdad, se requería una búsqueda insaciable de conocimiento. Este era un mundo de complejidades.

Al empezar a entrar en la búsqueda interior y encontrar la meditación, uní mi respiración a la búsqueda de esa coherencia interior, al principio tan desconocida porque era un ser que se desconocía a si misma.

Aceptar lo que somos, descubrirnos a nosotros mismos no es fácil, en el mundo de los deber ser, de los logros, la imagen y el éxito, no hay tiempo para parar y respirar, simplemente respirar a Dios en la creación, en nuestra creación. Es atrevernos a descubrir el interrogante inexplorado de lo que percibimos como vacío, permitirnos no saber, equivocarnos y tener el valor de vivir la coherencia interior hacia ese centro en el que solo nos acercarnos a la simplicidad de Ser, sin un antes ni un después.

reconociéndonos como parte de la unidad que es nuestro Padre.y que el otro es parte de mi misma. Así lo vivió, experimentó, y enseñó Jesús, este es un camino que apenas empezamos a recorrer .

Rosa Angela Contreras Quintero
Bogotá, Colombia

Para aprender a meditar, explorar el sitio web: Permanecer en su Amor.