Morir cada día

Morir cada día – Eduardo

Mi lección de esta semana tiene que ver con la frase “morir cada día” como medio de preparación a la muerte y el paralelismo con lo que hacemos cuando meditamos con fe al poner nuestro centro más allá de nosotros.

Dicho así, cada una de esas frases por si misma pueden ser conocidas o expresadas ya en algunas de nuestras lecciones semanales,pero cuando reflexionamos y las hacemos nuestras es cuando uno puede darse cuenta del poder transformador que tienen en nuestra vida si somos consecuentes y coherentes con ellas.

Otro aspectos que me llama poderosamente la atención es la trascendencia e importancia de morir al ego como hilo conductor de nuestro camino espiritual y religioso.
No por conocido y expuesto miles de veces pierde su radical poder y lección de vida perenne a lo largo del tiempo.

Hasta tal punto que en el texto de la pasada semana se nos recordaba que ” alejarnos de nuestro ego era el significado de la cruz,”.
Esas palabras tan sencillas y radicales al mismo tiempo son una verdadera lección de vida más que ninguna otra.

Eduardo Silva,
Salamanca, España

¿Qué significa la palabra Maranatha?