Re-aprender a estar conmigo misma

Re-aprender a estar conmigo misma – Rosa Ángela

Personalmente Meditar ha sido en primera instancia un re-aprender a estar conmigo misma , conocerme, aceptarme , caer en cuenta de mi realidad corporal , de sensaciones , molestias e incomodidades , de mis estados de ánimo y altibajos emocionales, experimentados como sentimientos que influyen en mis pensamientos, en un continuo devenir de juicios , juzgamientos, metas , ilusiones, e imágenes que distorsionan, relaciones , acontecimientos y circunstancias de mi cotidianidad .

Cuando por instantes estoy consciente de mí presente, me doy cuenta que cada momento es una oportunidad para des-aprender programas , juicios, opiniones.

El mundo que veo no es el mundo real; interpreto y leo lo que considero el mundo real desde mi subjetividad condicionada por todos los conceptos aprendidos desde mi infancia.

La meditación me ayuda al reconocimiento de un presente y me abre a esa realidad cambiante e infinita que apenas re-aprendo a conocer a medida que des-aprendo desde la subjetividad de mi limitada percepción.

Empiezo a darme cuenta, que así como en los evangelios se describen los encuentros de Jesús , en distintos momentos y acontecimientos , como un diálogo

donde se encuentran dos acercamientos perceptivos de realidades diferentes: la del Espíritu de Dios asumida y reconocida por Jesús Uno con el Padre y nuestra interpretación humana condicionada por limitaciones culturales y subjetivas de la realidad , en lo que se hace evidente nuestra dificultad, como la tuvieron también los discípulos en sus primeros tiempos, para comprender el mensaje.

Es el mismo Espíritu de Dios en nosotros quien nos interpela para des-aprender y re-aprender en la fe y el amor, esta es nuestra tarea: dejando “la estrechez de nuestro ego y entrando en el misterio expansivo de Dios” . !nuestra única y verdadera vocación! En la libertad de los hijos de Dios!

Rosa Angela Contreras Quintero
Bogotá, Colombia

¿Qué significa la palabra Maranatha?