Reflexión de Joaquín

Reflexión de Joaquín

Cuando entramos en nuestro interior, vamos descubriendo cosas de nosotros mismos, algunas nos gustan y otras no tanto y esto nos lleva a vernos tal como somos. Nuestras miserias, nuestro vacío nuestras manos vacías, nos lleva a la conciencia de que somos por nosotros mismos menos que un granito de arena en el universo.

Pero si somos capaces de atravesar ese muro, el muro de las miserias, seremos capaces de comprender que es el mismo universo lo que habita nuestro interior. Y la fuerza del amor nos hará ver y vivir desde allí desde el centro de nuestra existencia, que no es nuestra,pero nos ha sido dada.

Cuando llegamos ahí ya nada podrá quitarnos la libertad, porque es el Todo el que actúa a través nuestra, o mejor dicho, nosotros actuamos a través del Todo, a través del Amor y viviremos en plenitud.

Es nuestra responsabilidad y nuestra decisión, trabajar por llegar ahí. Y que sea desde el Amor todas nuestras actuaciones.

¿Creéis que si todos traspasaramos la barrera, el muro de las miserias, y actuaranos desde el Todo, o sea desde el Amor, Habría injusticia en el mundo? ¿habría hambruna, guerras, pobreza, desigualdades, machismos….? ¿Creéis que desde ese Todo, seríamos capaces de hacer daño consciente o inconsciente?

Creo que desde ese interior que todos tenemos acceso a el, y digo TODOS, podríamos avanzar como sociedad. Porque en realidad no estamos separados somos todos parte de todos, y hasta que no lleguemos a ese sitio de plenitud, en esta sociedad habrá desigualdades, egoísmos, poder, y todos los derivados. En una sociedad donde impere el amor, no podrá haber pobreza, ni desigualdades ni machismo, o sea NADIE PODRÁ TENER PODER SOBRE NADIE. Y no por obligación, si no que desde el Amor no se puede ejercer el poder.

Y ahí estará nuestro futuro, no está lejos, está siempre disponible y llamando a nuestra puerta en nuestro interior.

Y hasta que no hagamos ese cambio individual, ese viaje hacia nuestro interior y traspasemos el muro de la miseria, para descubrír nuestro preciado tesoro, y poderlo poner en común, no habrá cambios en esta sociedad.

Jesucristo vino a decirnos esto, que hay un Reino, que tenemos que descubrir y entregarnos al mismo. No hay más, todos estamos llamados, sin excepciones, a vivir en el Reino. El cielo es eso y estamos llamados a vivir en el.

Así que con disponibilidad vayamos a nuestro interior y allí estarán todas las respuestas.

Joaquín Moguer
Cádiz, España

Ven a meditar con nosotros a nuestra Capilla Virtual en Facebook.