web analytics

REFLEXIONES DE LOS MEDITADORES

Gracias por visitar y leer las reflexiones de los meditadores que son un maravilloso conjunto de testimonios, un ramillete de flores a Dios!

Estás bienvenido a colaborar con tu testimonio; si así lo deseas, por favor contáctanos.

Ora e Labora – Ángel

Ora e Labora

Ora e Labora – Ángel

Ora e labora
Labora e ora
Excluyentes o complementarios?
Lados de moneda
Rio y océano
Nube y luvia

Si estoy presente en la Presencia…

Si me arrodillo trabajo orando
Y si me levanto y continuo con la escoba.. el trapo.. el bolígrafo y el teclado.. el mattillo y el abrazo.. aunque no este arrodillado sigo orando….

Si en el reclinatorio aunque quieto..estoy en los anhelos y las lágrimas de la frustración…
ni oro ni laboro, solo lucho y golpeo…

Bienaventurados los que su caminar y su reposar
están cubiertos y contenidos en la Sombra del Altísimo…¡¡¡

Ángel Ling Sáenz
Nayarit, México

Estos son los pasos para aprender a meditar – dale click a las fotos de cada flor.

¿Cómo perderme de mi misma? – Rosa Ángela

¿Cómo perderme de mi misma?

¿Cómo perderme de mi misma? – Rosa Ángela

Como olvidarme de mi “yo”para entrar en la dimensión del ser, en la totalidad de lo sagrado?

Entrar en el silencio de la meditación: hablo más del silencio que de la quietud porque aún me cuesta mucho trabajo desligarme de mi mente y permanecer en el silencio interior y en la quietud, casi en automático me re-acomodo y esto sucede también en mi vida cotidiana.

Olvidarme de mi misma en mi cotidianidad, hacer conciencia de “ el reino de Dios “ presente en el instante que experimento, es para mí todavía una quimera, un sueño a realizar. A duras penas en determinadas circunstancias logro aquietarme y percibir el rostro de Dios que me interpela en mis hermanos ; pero entrar en esa concentración de mi labor que ayuda a ir más allá de “mí yo” , trascenderme y entrar en el vacío de la unidad , es una meta, pero no mi realidad.

A medida que voy aprendiendo a escucharme , voy aprendiendo lentamente a escuchar a mis hermanos, a silenciarme ante la creación que posee su propio lenguaje, a darme cuenta que todo comunica, aún la enfermedad que me va abriendo a la conciencia de lo que me afecta.

Hace poco me dio “ Herpes” , sabía que por lo general tiene que ver con situaciones que nos superan y no sabemos cómo resolver, en el fondo es una dificultad para “aceptar “, me pregunte entonces : qué es lo que arde y duele dentro de mí ? Mi cuerpo estaba comunicando y la meditación lo hizo evidente.

Aceptar la dificultad para “asumir“ la situación disminuyó la virulencia de la enfermedad y empecé e mejorar.

Esto no es soltar u olvidarme de mi misma, pero con la meditación voy aprendiendo humildad, paciencia, amor, comprensión hacía mi misma, y sobretodo puedo confiar y abandonarme en Dios; reconocer que lo que estoy viviendo, cada encuentro y circunstancia, me comunica , me enseña y tiene un propósito que va afectando la totalidad de lo que soy y de lo que me rodea.

Es comprender que el “reino está presente” aún a pesar de mi misma y entonces todo se convierte en !Bendicion!.

Rosa Ángela Contreras
Bogotá, Colombia

Si ya has meditado por algún tiempo, te invitamos a conocer el programa Compartir el Regalo.

Enfocar nuestra vida – Eduardo

Enfocar nuestra vida

Enfocar nuestra vida – Eduardo

El comentario de esta semana me parece una gran ayuda para quienes estamos en este camino y una excelente orientación sobre cuál debe ser la actitud correcta con la que abordemos nuestro
trabajo cada día. Todos tenemos momentos y días en que no estamos centrados en lo que debemos hacer porque no somos capaces de dejar nuestros problemas personales a un lado y absorbernos en lo que estamos haciendo. Me parece un enfoque muy valioso y sumamente práctico aprender esto del texto de esta semana y enfocar nuestra vida en todas sus áreas desde esa mentalidad y profundidad con que nos guía la palabra del padre John Main.

Un abrazo.

Eduardo Silva
Salamanca, España

Hay un camino de interioridad que es el de la Meditación Cristiana que te lleva a experimentar la Oración Contemplativa y que tiene como objetivo aprender a hacer silencio para descubrir su presencia divina en tu corazón.

Contacto vital – Rosi

Contacto vital

Contacto vital – Rosi

“Aprender a meditar es iniciar el proceso de hacer contacto, contacto vital, con la fuente de todo ser, la fuente de la vida, y la fuente de toda energía.”

Este contacto con lo esencial de nosotros, que es la presencia divina, nos va transformando poco a poco, esta transformación de nuestro ser, la volcamos en todo lo que hacemos.

Mi trabajo es pintar con acuarelas, cuando no logro conectarme, generalmente sale mal, he tenido que descartar varias obras, cuando estoy en silencio y puedo llegar a mi fondo, el resultado es diferente.

“En el silencio recordarás lo que tu alma ya sabe.”

Rosi de León
Mendoza, Argentina

Explora este sitio web con el programa Permanecer en su Amor.

La meditación, el camino del trabajo – John Main, OSB

La meditación, el camino del trabajo

La meditación, el camino del trabajo – John Main, OSB

Aprender a meditar es iniciar el proceso de hacer contacto, contacto vital, con la fuente de todo ser, la fuente de la vida y la fuente de toda la energía. Lo que tenemos que descubrir es que esta fuente creativa se va encontrando dentro de nuestro ser, vida y energía. Esta es la gran enseñanza de Jesús: El Reino de los Cielos está dentro de ti. Meditar es simplemente comenzar a vivir en total armonía con el poder que nos ha llamado a ser, y que es el poder que llama a todo y a todos al ser. Como sabes, el proceso de la meditación es muy simple. Busca un lugar donde haya silencio, a una hora tranquila, siéntate derecho y repite tu palabra, Maranatha.

Lo que cada uno de nosotros descubrimos es que este tiempo precioso de paz y de silencio diarios, gradualmente irá afectando cada área de nuestra vida. Una de las primeras cosas que aprendemos es realmente a escuchar y luego a comprender esta realidad profunda, un significado más profundo de las personas, de las cosas, de los eventos, que aparecen en la superficie.

Una de las áreas que es afectada por la meditación es nuestro trabajo. El tipo de trabajo que hacemos y sobre todo, la forma en que lo llevamos a cabo, es de una enorme importancia para todos nosotros. La meditación es una gran preparación para nuestro trabajo. Y bien hecho, nuestro trabajo también es una gran preparación para nuestra meditación. En la meditación aprendemos a perdernos en Dios. Aprendemos a quitar el foco de atención de nosotros mismos y concentrar nuestra atención a la fuente de todo.

Y en el trabajo tenemos de nuevo la oportunidad de perdernos de nosotros mismos, haciendo nuestro trabajo por lo que es en sí, para así entonces perder el sentido o el foco hacia nosotros mismos. Nos vamos olvidando de nuestra satisfacción, de nuestro gozo, y aprendemos a permitir que el trabajo sea por sí mismo y por su propia razón de ser.

Ahora bien, esto es difícil de entender para nosotros como personas modernas porque para la mayoría de nosotros en nuestra sociedad, tenemos un enfoque ego-céntrico hacia el trabajo. Pero lo que es esencial de la energía creativa es que pueda tornarse fuera de sí misma. El relojero se pierde en su reloj, el pintor se pierde en su arte.

John Main, OSB
Del libro: The Heart of Creation
Canterbury Press, 2007
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA
Y tú, cómo te pierdes de tí mismo a través de tu trabajo? Comenta esta pregunta o lo que te haya gustado o conmovido de este escrito.

Publicaré tu escrito en este sitio web y en las redes sociales donde podrás también ver las reflexiones de otros meditadores, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras y manda tu escrito a permanecerensuamor@gmail.com

Nota: Nos reservamos el derecho de elegir las reflexiones que como son de dominio público, deben de ser claras, simples y que estén totalmente relacionadas con la experiencia de la meditación cristiana. La idea es compartir el regalo y así dar a conocer la meditación cristiana en su cualidad de simplicidad.

Medito porque tengo la certeza del Amor en mi vida – Lucía

Medito porque tengo la certeza del Amor en mi vida

Medito porque tengo la certeza del Amor en mi vida – Lucía

Medito porque mi alma anhelaba encontrar una puerta de espiritualidad profunda; porque buscaba, sin saber, cómo encontrar la fuente del Amor.

Medito porque necesitaba encontrar una fórmula de integración personal con plena conciencia de mi dimensión física, emocional, intelectual, intuitiva, creativa y espiritual para así poder manifestarme mejor al mundo, a la creación – sabiéndome parte de un todo.

Medito porque el mantra me ha llevado al jardín secreto que me ha permitido abrirme al encuentro con otros que también han descubierto ese mismo jardín.

Medito porque Alguien me ha guiado suave y gentilmente a descubrir el poder de la perseverancia, de la lealtad y de la constancia. Esto ha despertado a mi alma a tener plena confianza en el camino; en los eventos que se van desdoblando en mi vida; en ubicarme a la luz de la verdad, de la belleza y de la bondad.

Medito porque tengo la certeza del Amor en mi vida, y de mi vida, que me constituye y a la vez me llama, en una danza concéntrica expansiva.

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Los momentos más significativos de una relación de Amor son aquellos que se manifiestan en el silencio.

Para ser – Lucía Gómez

Para ser

Para ser – Lucía Gómez

Estas dos palabras lo resumen todo. Entonces, ¿para qué y por qué meditamos? Para ser conscientes de nuestro ser. El mundo nos mantiene alienados, vivimos muy hacia afuera, envueltos en el hedonismo, el consumismo, el querer Ser por nuestras fuerzas. Confundimos el Ser con el tener y por eso en esa carrera alocada por tener y tener y para ser aceptados queremos tener y tener màs y màs, esclavos del què diran, esclavos de que me tengan en cuenta, etc. Pero ya SOMOS, porque el Espíritu Santo mora en nosotros. El asunto es que no nos creemos esto. Entonces, es importante meditar y tomar conciencia de la realidad de nuestra Trascendencia. Vamos de paso. Y tambièn “Somos el lugar de Descanso del Espìritu Santo”, Dios ha hecho en nosotros su Templo, somos piedras vivas, no las piedras frìas de una construcción material. Allì en esa mole de cemento y ladrillos nos reunimos en asamblea para Celebrar la Liturgia, pero la Palabra proclamada, debe Encarnarse en cada uno, no se le predica a las bancas. Ya Somos, ya hemos recibido el Ser…. ¡Despertemos!…. y a donde estemos seamos conscientes de esa Luz que brilla en el centro de nosotros y con la meditaciòn se expande, se expande y sus ondas llegan a tantas personas, que aùn siguen apegadas al mundo y poco a poco el trabajo nuestro las va ayudando, porque todos somos Unidad. Por eso la Felicidad del cristiano no depende de las circunstancias externas, sino de Quièn Habita en su corazòn. “Què importa que por fuera llueve y truene, si por dentro llevamos el SOL RADIANTE”, nos lo recuerda San Agustìn.

Lucía Gómez
Bogotá, Colombia

Hay un camino de interioridad que es el de la Meditación Cristiana que te lleva a experimentar la Oración Contemplativa y que tiene como objetivo aprender a hacer silencio para descubrir su presencia divina en tu corazón.

Medito porque es una vocación… – Blanca

Medito porque es una vocación

Medito porque es una vocación… – Blanca

Tú, ¿Por qué meditas?

¡Interesante pregunta! Medito porque es una vocación, es una voz interior que me llama. No siempre he sido consciente de mi peregrinación, pero en los últimos años se ha encendido una luz que ilumina mejor mi ruta. Soy discípula de la Meditación Cristiana que es una oración de fe pura, y me invita como a Abrahán, a dejar Padre, parientes propiedades y seguir al Señor hacia una tierra desconocida; es una invitación que lleva dentro una promesa de bendición.

Medito, porque he escuchado la invitación de Jesús: “Ve, vende todo lo que tienes…, y sígueme” (Marcos 10, 21) La Meditación es una manera de dar el paso que me lleva a mi santuario interior donde radica el Espíritu Divino. “¿No saben que su cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que han recibido de Dios y que habita en ustedes? (1Cor 6.19). Por eso medito, como respuesta a nuestra naturaleza renovada como Templos del Espíritu Santo, soy el lugar del descanso del Espíritu Divino.

Medito, porque tengo la necesidad de aprender a descansar, aprender a Ser lo que estoy llamada a Ser, es decir lo que originalmente fui, despojarme del falso yo y que aparezca el Verdadero Yo. “… Él se hizo luz en nuestro corazón, para que se irradie la Gloria de Dios tal como brilla en el rostro de Cristo” (2Cor 4, 6)

Medito, porque Jesús dijo: “Cuando tú vayas a orar, entra en tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre a escondidas. Y tu Padre que está en tu interior, te lo pagará” (Mateo 6.6). Al sentarme a meditar cierro puertas y ventanas a mis pensamientos, a mi falso yo con todos sus requerimientos, a todo lo exterior. Busco aquietar mi cuerpo, mi mente y mi espíritu, y ahí en silencio, quietud y soledad (a escondidas), repitiendo la palabra del mantra, de principio a fin, me pongo en la Presencia Divina con la intención de consentirla y consentir su acción divina que se produce en absoluto secreto.

Medito por la motivación que nos trae el Padre John Main: “ la gloria de Dios que se encuentra en nuestro corazón. Se encuentra si solo podemos estar quietos, en silencio y en pobreza”.

Blanca E Cediel Silva
Bucaramanga, Colombia

Explora este sitio web con el programa Permanecer en su Amor.

Medito por una necesidad de encuentro… – Mercedes

Medito por una necesidad de encuentro

Medito por una necesidad de encuentro… – Mercedes

Medito por una necesidad de encuentro en el que ese silencio te da la oportunidad de no hacer nada. Saber que no estás solo, algo se mueve en el misterio que luego va saliendo en ese reencuentro y una mirada distinta ilumina .Es descubrirnos lo que somos y ahí surge el agradecimiento,la aceptación,compasión,dónde ese camino tiene sentido.!!!

Maranatha,ven señor Jesús,a caminar conmigo en esta vida concreta.

Mercedes González
Pinar, Ciudad de la Costa, Uruguay

Todos nuestros servicios son gratuitos – inscríbete para recibir los escritos del Padre John Main en tu correo que explican los pasos para aprender a meditar, responden las preguntas más frecuentes y te muestran todos los servicios que ofrecemos. Para inscribirte, por favor pulsa aqui.

El retorno al hogar – Rosa Ángela

El retorno al hogar

El retorno al hogar – Rosa Ángela

¿Por qué medito?

Para que nuestra luz irradie la gloria de Dios tal como se irradia en el rostro de Cristo”

Esto parece una locura, casi una herejía, pero estoy convencida que esta es la dimensión en que llegamos a aceptar totalmente el regalo de nuestra creación.

Meditar es entrar en nuestra interioridad para hacernos la pregunta: quién soy?, que soy?

Es abrirnos a la presencia del Ser , es dar respuesta a la llamada de plenitud que hemos aprendido de Jesús.

Asumir concientemente el llamado del propósito que nos corresponde como humanidad , expresado y proclamado por Jesús en el reconocimiento de su Ser como hijo de Dios, que nos involucra en la totalidad de lo que somos.

La gloria de Dios se encuentra en nuestro Espiritu, en la profundidad de nuestro ser; aceptar y reconocer a Dios en nuestro origen, como parte integral de lo que somos, entraña una dificultad, bien expresada en el relato de Adán escondiéndose de Dios ante el conflicto de su aceptación humana y de Eva a la que se identifica con una culpa que la aleja de sí misma , del “otro” , de la tierra, de la totalidad y por tanto de Dios.

La meditación es para mi, recorrer el camino de vuelta, el retorno al hogar, es atrevernos a entrar en nosotros y con humildad y aceptación abrirnos para entrar en la dimensión del amor, sin exigencias, condiciones o retribuciones , primero hacia nosotros mismos, hacia nuestro hermano, hacía la creación.

Con la paciencia, en el silencio, la quietud y el abandono en cada meditación , nos vamos desprendiendo de imágenes, recuerdos, deseos, ideas, pensamientos, creencias….. hasta lograr escuchar realmente la silenciosa y simple cadencia del mantra, repetido una y otra vez, vacios de todo lo que creemos ser…es volver a Dios… a …Ser.

Rosa Ángela Contreras
Bogotá, Colombia

Conoce de qué trata el programa de Permanecer en su Amor.

Medito porque… – Rosi

Medito porque

Medito porque… – Rosi

Medito porque en el silencio puedo entrar en mi corazón y encontrar a Jesús, El me enseña a crecer como persona, a dejar de lado mi ego infantil e ilusorio y descubrir la realidad del amor.

Rosi de León
Mendoza, Argentina

Ahora que das tus primeros pasos iniciando o re-iniciando la Meditación Cristiana, te ofrecemos el servicio de acompañamiento.

Solo ser como eres – Mercedes

Solo ser como eres

Solo ser como eres – Mercedes

Si es un descanso para el alma,no tener que hacer nada ni conformar a nadie,despuès de una educación despersonalizada; tenés que, debes hacer para agradar a los demás; Dios te está mirando; y hacerme querer; y etc,etc,etc.

Alivio para decir soy libre,sin miedos ni condicionada por;y surge la tarea que lleva su tiempo: limpiar el “chip de nuestra mente que nos ha hecho tanto mal”,y aceptar mis rebeldïas de cuestionar todo y Mirar el rostro de Jesús tambièn marcado por la cultura de su època.

Y ahí nuevamente surge la liberación con Jesús…Presente,aquí y ahora,y confiar que dentro nuestro se renueva una mirada de comprensión hacia mi misma y hacia los demás. Porque somos una unidad de hermanos que desean esa libertad y aseptaciòn.

En el silencio se va haciendo luz y agradecimiento.

Maranatha en libertad es encuentro,paz,y reencuentro.

Mercedes González
Pinar, Ciudad de la Costa, Uruguay

Recibo la meditación como un regalo divino… – Eduardo

Recibo la meditación como un regalo divino

Recibo la meditación como un regalo divino… – Eduardo

Medito porque recibo la meditación como un regalo divino inmerecido por mi parte,porque me proporciona una paz interior y una paciencia y claridad desconocidas hasta que comencé este camino,porque debo ser agradecido,coherente y responsable con ese maravilloso don y porque la meditación me hace mejor persona y cristiano de forma constante y gradual y me va transformando en la mejor versión posible de mi mismo y me facilita amar y ayudar al prójimo como siempre nos enseñaron.

Un abrazo.

Eduardo Silva
Salamanca, España

Conoce nuestro programa de Apoyo Virtual.

REFLEXIONES

El Padre John decía que la meditación cristiana no es algo que practican solo los monjes, monjas, sacerdotes, teólogos o especialistas de la oración. La meditación cristiana es una invitación para todos. De ahí que los autores de estas reflexiones son personas que meditan; en su mayoría son laicos y buscadores de Dios a través de la experiencia contemplativa.

Agradecemos a cada autor por su contribución en este espacio que nos permite ser testigos de esta gran experiencia de interioridad. Estas reflexiones son maravillosas!

Respetamos los derechos de autor identificando cada artículo con el nombre del autor y su lugar de residencia.

Nos reservamos el derecho de elegir las reflexiones que como son de dominio público, deben de ser claras, simples y que estén totalmente relacionadas con la experiencia de la meditación cristiana. La idea es compartir el regalo y así dar a conocer la meditación cristiana en su cualidad de simplicidad.

Historial

PERMANECER EN SU AMOR