Renunciar a nosotros mismos

Renunciar a nosotros mismos – John Main, OSB

Éstas son palabras de Jesús tomadas del evangelio según san Marcos: «Si alguno quiere venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga» (Mc 8, 34). Ahora bien, meditamos justamente para hacer esto: para obedecer a la llamada absolutamente fundamental que Jesús nos hace, la cual es la base de nuestra fe cristiana, renunciando a uno mismo para poder ciertamente marchar con Cristo en su regreso al Padre.

Recitar el mantra es una disciplina que nos permite trascender los límites de la angosta y aislada obsesión que sentimos por nosotros mismos. El mantra nos lleva a experimentar una libertad que rige lo medular de nuestra vida: «Donde está el Espíritu del Señor hay libertad », dijo san Pablo (2 Cor 3, 17). Nos libera ayudándonos a pasar hacia el Otro, haciendo que no pensemos en nosotros. A esto se refería Jesús al decir que se renunciara a uno mismo.

En nuestros días tal vez no entendamos lo que significa verdaderamente renunciar a uno mismo. No es una experiencia con la que estén familiarizados nuestros coetáneos o que entiendan con suficiente claridad, principalmente porque nuestra sociedad concede una enorme importancia a la promoción personal, a la preservación y a la proyección de uno mismo. El tremendo materialismo de la sociedad consumista coloca «lo que yo quiero» en el centro de nuestra vida, convirtiendo al «otro» en un mero objeto al que vemos en términos de nuestro propio placer o beneficio. Pero el otro solamente es Otro de verdad si nos aproximamos a él respetándolo tal cual. Hemos de aprender a prestarle total atención a él, y no a su efecto en nosotros. Si empezamos a objetivar al otro, su realidad, su exclusividad y su valor esencial se nos escapan y deja de ser el otro, convirtiéndose en una proyección de nosotros mismos.

John Main, OSB
Del libro: Word into Silence – traducido como “Una Palabra hecha Silencio”
© Canterbury Press, 2006 13-17 Long Lane, London ECIA 9PN, Reino Unido
© Ediciones Sígueme S.A.U., 2008
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana
Editado por Hugo Mateo y Ricardo Centurión

PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Qué te parece lo más importante de este texto y por qué?

Publicaré tu escrito en el sitio web y en las redes sociales donde podrás también ver las reflexiones de otros meditadores, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras y manda tu escrito a permanecerensuamor@gmail.com

Nota: Nos reservamos el derecho de elegir las reflexiones que como son de dominio público, deben de ser claras, simples y que estén totalmente relacionadas con la experiencia de la meditación cristiana. La idea es compartir el regalo y así dar a conocer la meditación cristiana en su cualidad de simplicidad.