Sin esperar nada

Es solo dejarse llevar. Observando tu respiración atentamente sin esperar nada rítmicamente en abandono total.

Esther Carrera

¿Te gusta el escrito de Esther? Compártelo con tus amigos e invítalos a iniciar el camino de la meditación cristiana – dale click a los iconos de abajo.