Solo Él Amor nos puso dentro de una pecera dentro de un océano – Javier

Solo Él Amor nos puso dentro de una pecera dentro de un océano, cada uno somos peces que primeramente debemos aprender a ser conscientes de lo que somos, en qué medios nos desenvolvemos, todo para aprender a fluir y respirar la propia vida que Dios nos regala.

Todo eso nos servirá para que cada instante de aproximación hacia la aceptación de mi morir a todo nos acerquemos de las profundidades hacia el borde que limita todo con el Todo, solo hoy podremos experimentar la transformación que Dios quiere para nuestro cuerpo, es como dar ese salto en la confianza de la Fe, de que paso de respirar de un ambiente a otro, es como ir liberandote de una camisa de fuerza que el daño te a ocasionado y que solo la Gracia del Inocente del Cordero Redentor te puede dar.

Para ello no debes forcejear ni pelear solo flotar en tu liquido o te hundiras, la experiencia puede ser confusa y dolorosa si olvidas como lo tienes que hacer algo que ya está en ti, una vez que eres libre en tu Si, encontrarás dos opciones:

La primera es evitar las tirancedes de la dudas pues te devolverán a las profundidades de la muerte.

La segunda te encontrarás redes que te quieran cazar para otros, cuidado con las tentaciones del engaño, señales o señuelos con anzuelos muy vistosos con carnaza muy jugosa, cuidado que es una trampa.

Solamente cuando sientas que las Manos de Dios, tranquilo tu Alma sabrá reconocerla, te acogerá en el Amor de su Seno para sacarte de la pecera y llevarte hacia el Océano; pero te advierto que tengas cuidado con la grietas y espejismos de la pecera pues te pueden desorientar del camino y perderte en el laberinto de los reflejos; solo céntrate en la Pasión de Jesucristo junto a la Virgen y al Espíritu Santo, que serán los medios para que te entreges a la luz amorosa de la manos de Dios para salir victoriosos al Reino junto al Rey de Reyes.

Amén.
🙏🏻🔥❤️🔥🙏🏻

 

Javier Navarrete
Alicante, España

¿Quien era el Padre John Main?