web analytics

Tensión y atención – John Main, OSB

by | Aug 27, 2021 | Meditacion Cristiana

Tensión y atención

Tensión y atención – John Main, OSB

La naturaleza de la oración es de atención total y la meditación es el camino para estar totalmente alertas. Cuando pensamos en estar alertas, tendemos a pensar que es un estado de conciencia difícil de conseguir y todavía más difícil el poder mantenernos alertas por un periodo de tiempo – esto porque lo asociamos con un estado de tensión. Pudiera parecer algo como querer estar despiertos cuando necesitamos relajarnos o dormir. Podemos escapar de esta confusión, que nubla nuestro entendimiento de la oración, si podemos hacer la diferenciación entre tensión y atención.

La oración es un estado de atención, un estado de no-tensión. Es verdad, sin embargo, que se requiere un cierto grado de esfuerzo para movernos a este estado de conciencia. Es el mismo esfuerzo que se requiere para perseverar en la meditación. El único esfuerzo es el esfuerzo de la perseverancia. Una vez que hacemos el compromiso de que vamos a meditar, la paradoja se vuelve la regla que ilumina todo en la meditación. El esfuerzo se vuelve sin esfuerzo y en vez de tensión, encontramos la paz.

El estado de alerta que vivimos no es tanto de tensión como de paz, un orden profundo, que nos brinda la verdadera tranquilidad. La única tensión requerida es la tensión requerida para aquello que se relaciona con un estado de expansión; el orden contiene su propia tensión.

Debemos de recordar que es este estado de paz para lo que fuimos creados. El estado de alerta, de paz despierta y de apertura, es el estado más natural que estamos invitados a experimentar. Su naturalidad explica por qué estamos tan inquietos y descontentos hasta que encontramos nuestro camino en este estado de conciencia. Tendemos a imaginar que este estado de alerta es meramente como un estado de espera, mientras decimos nuestro mantra hasta… qué? Nos quedamos con la idea de estar esperando y no nos gusta la idea de esperar indefinidamente. De hecho, nos gusta que las cosas lleguen a nuestra conveniencia. El tener que esperar podría parecer que involucra una cierta humillación, como llegar al final de una fila. Pero esperar es solo una metáfora sacada del mundo del tiempo para luego quererla aplicar a algo a-temporal.

Lo que estamos esperando de hecho ya está en nosotros. Ya fue logrado y Jesús ha logrado ese estado de realización. Él está alerta, atento, en paz. Está en la oración. Lo ha trascendido en el tiempo, para toda la eternidad. Entonces cuando meditamos y esperamos al Señor no estamos esperando que ocurra algo. Simplemente estamos esperando por algo que ya está ocurriendo y que ya ha sido logrado. Y cuando se ha logrado no decimos, “Ah, por fin va a llegar”. Más bien diremos “Ahora reconozco lo que sé que siempre era”. Ese estado de conciencia del que Jesús habla – estar despiertos, alerta – es el estado de realización que cuando meditamos nos hace realizarnos. En esencia, es un proceso de apertura más que de concentración.

John Main, OSB
Del libro: The Heart of Creation
Canterbury Press, 2007
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA
¿Qué te gustó más de este escrito y por qué?

Publicaré tu escrito en el sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras y manda tu escrito a permanecerensuamor@gmail.com

Historial