El punto clave de la vida, la muerte y la resurrección es aprender que la vida física, la muerte, y la vida espiritual no son eventualidades independientes sino un contínuo. Es decir: la vida física que conocemos y vivimos se vuelve eterna cuando accede a la vida espiritual, ambas unidas por la muerte. Ese contínuo es –como dice John Main- un camino que va más allá de nuestra mortalidad superando la muerte hasta llegar a la resurrección, a la vida eterna, a la vida que surge de nuestra unión con Dios.

Adolfo Chacón
Caracas, Venezuela

Ponemos a tu servicio un medidor del tiempo para tu meditación. Por favor pulsa aqui.