Un latido de Dios

Un latido de Dios – Eduardo

Durante una gran parte de mi vida mi experiencia de Dios encajaba con la descripción – identificación de una educación religiosa tradicional. Estaba íntimamente ligada al concepto de un Dios principio y fin de todo cuya sola invocación explicaba todo y respondía a todas nuestras dudas e incomprensiones acerca de su misterio.

Desde que medito, hace ya unos cuantos años, la “vitalización o iluminación” y la energía que surge de ella me ayuda a tener una nueva visión de la vida, de mi y de los otros y me enseña a verla como energía primera de todo y como sentido último de la vida a través del Amor.

Lo que ocurre es que la distancia entre esa visión tan sencilla y extraordinaria a la vez y la inercia del día a día me obliga a tener los ojos muy abiertos para no olvidarme de ver en cada día y momento un latido de Dios.

Eduardo Silva
Salamanca, España

Ven a meditar con nosotros a nuestra Capilla Virtual en Facebook.