Yo no tengo la certeza de nada - Joaquín

Yo no tengo la certeza de nada – Joaquín

Yo no tengo certeza de nada, tampoco sabría describir mis sentimientos, ni describir cómo es llegar al ser que me sostiene.

De lo único que podría hablar es de mis experiencias en el día a día a lo largo del camino.

Seguí algunas señales, algunos medios; libros, liturgias, corrientes, palabras, etcétera…para llegar al principio del camino.

Cualquier medio es bueno, cualquier señal, cualquier tren que te lleve al comienzo; teólogos, santos, experiencias que te van contando, me han ayudado mucho a encontrar ese principio del camino, sin caer en la adoración al santo, teólogo, etc. sin caer en quedarme adorando a las señales que indican el camino, a los medios que te pueden llevar allí. He tenido la fortuna de escuchar que allí no estaba, que eso me ayudaba, pero tendría que seguir adelante.

Pero a mis años, yo no sé todavía, cuál es mi identidad. Si se que ese camino que inicie es el camino que me puede llevar a comprender a través de la escucha. Y a medida que voy comprendiendo, se me van abriendo los ojos, ensanchando el camino.

He comprendido que ya Dios me lo ha dado todo y ya no tiene más que darme. Con lo que yo soy el responsable de administrar todos los bienes que Él me dió.
También entendí que yo no tengo nada para ofrecerle a Él, y que cuando voy hacia Él mis manos van vacías.

Que esas manos vacías, Él se encarga en llenarlas para que a su vez pueda entregar ese Amor, a los que te encuentro en el camino, y también entendí que después, debes ir a la fuente a llenarlas de nuevo.

Y creo que ya se me acabaron las palabras y argumentos. Él nos ha llamado para construir el Reino de Su Amor. Nosotros no podemos más que tomar conciencia del privilegio de poder transitar por sus caminos. El agradecimiento de poder vivir este milagro de la vida y sentirnos parte de todo, incluido de las cosas inmateriales, porque están hechas con la mano del hombre. Todos somos parte y todo de un Todo. Todos somos UNO.

Creo que esa es nuestra identidad. La identidad de ser Tú Señor, que nos has dado por entero nuestra vida llena de TÏ. Por eso ¿Quien eres Señor? ¡Soy tú!

Joaquín Moguer
Cádiz, España

Para aprender a meditar, explorar el sitio web: Permanecer en su Amor.